¿Por qué comprar productos canadienses?

Deliciosos platillos tienen su origen en ingredientes naturales.


En la mayoría de los casos, cuando se piensa en Canadá, lo primero que se viene a la cabeza son las enormes y nevadas montañas que habitan este país, así como majestuosos paisajes naturales, por lo que es de sorprender que Canadá es uno de los principales países exportadores de productos agrícolas.

La miel de maple, el salmón, el vino de hielo y el whisky son algunos de los iconos de la gastronomía de Canadá.

Una gran gama de exquisitos productos provienen del medio ambiente limpio de Canadá, incluidos la carne de cerdo, de res, el aceite de canola, el trigo, la cebada, la miel, algunos frutos del bosque, el agua mineral, las papas, las semillas de soya, así como pescados y mariscos como el atún, la langosta y los mejillones. Esto demuestra que la variedad de alimentos deliciosos y saludables de Canadá ¡es tan grande como el país mismo!

¿Por qué comprar productos canadienses?


- Prepara una deliciosa comida para ti y tu familia, utilizando ingredientes canadienses. Las tierras inexploradas de Canadá, el aire limpio y sus manantiales puros le brindan a estos alimentos sus propiedades benéficas.
- Disfruta con confianza los alimentos canadienses, llenos de nutrientes y buena calidad. El clima frío del país le brinda a las regiones un período de "descanso", lo que ayuda a eliminar las plagas y a rejuvenecer la tierra, mientras los espacios abiertos ayudan a preservar la salud y el bienestar de los animales.
- Variedad: Los diversos paisajes de Canadá, así como sus clima, permiten la producción de un amplia gama de productos de buena calidad.
- Al ser la sociedad canadiense un universo multicultural, permite que sus alimentos y la industria agrícola se adapten a las necesidades de cada tipo de cocina y sabor de todas partes del mundo.
- Disfruta el sabor de alimentos canadienses de la más alta calidad. Los productos agrícolas de Canadá reflejan la dedicación y excelencia de quienes los desarrollan, así como su profundo compromiso con la seguridad, la calidad, la responsabilidad ambiental, la innovación y el servicio.
- Seguridad: Las leyes canadienses y sus regulaciones ofrecen estándares de clase mundial para la industria de la alimentación y la agricultura. Con el compromiso de ofrecer productos de calidad, muchos agricultores y fabricantes tratan de superar esos estándares para cumplir con las especificaciones del cliente.
- Valor: La riqueza natural de Canadá nutre a algunos de los mejores bienes que pueden ser adquiridos por el cliente final en forma de deliciosos productos listos para consumir o utilizar como ingredientes culinarios.

Busca el símbolo de la hoja de maple y disfruta del grandioso sabor de los alimentos y bebidas canadienses con tu familia y amigos.

¿Sabías qué?

La primera destilería canadiense se fundó en la ciudad de Quebec, en 1769.